martes, 10 de enero de 2017

"Harry Potter y la orden del Fénix" de J.K. Rowling

"Primer libro del año"

   2017. Y sí, ¿Mirá quién aparece ahora?

   Haciendo felizmente la tan famosa y trillada pero no menos efectiva lista de propósitos para este nuevo año, llegó el momento de decidir el destino del blog. Inmediatamente me dije, “Es increíble como dejamos de hacer las cosas que nos dan placer por cosas que realmente no importan”, porque aunque no parezca si bien no continué con el blog, no fue por falta de interés la interrupción.

   Francamente, el tomar malas decisiones en la última parte del 2016 me llevaron a estar justificándome ahora mismo. Ojo, nadie me obliga ni tengo porque hacer una justificación, podríamos llamarlo pensar en voz alta y a otra cosa.

   En fin, acá estamos, sintiendo la adrenalina de llenar la hoja en blanco otra vez y ¡me encanta!

   Ya sabes de qué va esto en este lugar, así que sin más explicaciones cursis arranquemos con la primera reseña de una vez.

   “Harry Potter y la orden del Fénix”, retomé la saga.
   Leer a Rowling es ir siempre a lo seguro, al disfrute de lleno. Sin embargo, con este título debo decir que el primer tercio de la obra me pareció un poco lenta, pero como dije antes no defrauda. Al final te da el cachetazo del cierre sublime.

   Decidí seguir leyendo los libros a pesar de ya saber cómo termina la historia por haber visto las adaptaciones al cine, basada en dos grandes motivos.

   En primer lugar porque se sabe que en el pasaje del libro al film se pierden muchas cosas, se editan y modifican por lo tanto lo considero como una pieza de arte distinta en definitiva. 

   Por último me encanta como la autora desarrolla los temas sociales y políticos que atraviesan la vida del protagonista aprovechando su crecimiento. A través del narrador expone de manera brillante y clara (porque no hay que olvidarse que es literatura infanto/juvenil y una de las desventajas es que hay que bancarse leer “Harry pensó…” “Harry sintió…” y demás variantes más de una vez por pagina, inclusive hay casos de hasta dos repeticiones por oración) como van cambiando las percepciones del adolescente mediante las conclusiones a las que llega de la realidad.

  Al parecer las decepciones son moneda corriente en la vida de Harry, una muy interesante por ejemplo es como se replantea el concepto que tiene acerca de su padre, pasa de admirarlo de manera incuestionable a incluir sin nada de gracia y sorpresivamente el juzgarlo. Lo encontré maravilloso. Seguramente al leer ese capítulo te remontes al momento en el que tus viejos dejaron de ser unos héroes para descubrir que lastimosamente que son unos simples mortales llenos de defectos y afortunadamente de otras tantas virtudes.

   El 90% de los libros transcurren dentro de la vida académica de Harry, un gran escenario para explotar la visión que tienen el bando de los adolescentes para con los adultos. Los cuestionamientos hacia la institución, profesores, medios de comunicación e inclusive organismos de estado (No muggle por supuesto) por parte de los alumnos de Hogwarts son de lo mejor. Básicamente es el motivo por el que me enganchó la saga.   

   Hasta aquí la primera reseña. Como acostumbro no suelo poner nada o casi nada de la sinopsis, descubrir la historia de lleno es trabajo tuyo.

1 comentario:

  1. ¡Hola! Recientemente te he nominado al Book Tag Under 200, por favor te invito a pasarte por mi blog y participar.

    ¡Saludos!

    http://leebooksleebooks.blogspot.com/2017/01/book-tag-under-200.html

    ResponderEliminar